martes, 17 de octubre de 2017


 Hola queridos amigos : y querido blogs : Después de una y gran pausa, me vuelvo ha reconciliar con ustedes y mi querido blogs. Que desde el año 2.012 he estado desconectada totalmente de este.Y ha sido por causas ajenas a mi voluntad.Y paso ha contaros: Sobre la feria que nos acaba de pasar.



                          LA FERIA


Acaban de pasar las fiestas de mi querido pueblo llamado" Turre" Y son en honor a San Francisco de Asís. Y las celebramos desde el tres al seis  de Octubre . Le seguimos llamando feria en honor al recuerdo que tenemos de antaño cuando había la compra y venta de ganado y en aquellos años era una feria bastante importante.
¡Que bonito es el día de la víspera! y ¡con que alegría subimos a la ermita a bajar a San Francisco en procesión! Ahora también seguimos la misma la misma tradición y con mas fastuosidad que antes. Ahora se engalanan las jóvenes ataviadas con trajes de flamencas y sus enseres correspondientes . Es una procesión muy bonita acompañando a nuestro patrón y cantándole ( LAS HUELLAS DEL CAUDILLO ENAMORADO) ¡ Que ilusión nos hace a todos los turreros este acto.

El día del patrón en la mañana, nos engalanamos los turreros con nuestros mejores trajes y nuestros ánimos, Nos vamos primero a misa y procesión y ya
estamos listos para todo lo que venga .
 Estos días y noches de feria el pueblo las vivimos a tope. La feria del medio día y la verbena en la noche, amenizada por buenos grupos musicales hasta muy altas horas de la madrugada.

Nuestra famosa corrida de cintas a caballo. Antes bordadas y ahora pintadas por distinguidas señoritas de la localidad.
¡En mis años de mocendad! El palco donde  subían las señoritas para ponerle las cintas a los jinetes . Estaba engalanado por los hermosos mantones de manila que ellas lucían sobre sus esbeltos cuerpos.Otras iban ataviadas con mantillas  de blonda que iban guapísimas
Hoy en día van ataviadas con trajes de flamenca y también van espectaculares. Y es que la mujer turrera, se puede engalanar como quiera porque de todas maneras le hacen honor  al espectáculo de las cintas que es muy atractivo.

El ultimo día es hasta que el cuerpo aguante. O sea los grupos musicales nos acompañan hasta la mañana siguiente con la chocolatada de despedida y la famosa traca y todos los jóvenes con el mojito y el cubata en la mano, que no se les ha caído de la mano en toda la noche.

Así que para el próximo año os espero a todos aquí en la feria. Tanto a los que no son de aquí como a los que si son y viven fuera. Aunque de posí muchos turreros no faltan al llamado.

Yo personalmente recuerdo mucho a las ferias que se hacían antes. Ahora són mas fastuosa y antes mas entrañables¡Que las vivíamos con una ilusión infinita. Recuerdo que en las noches de feria a mis padres que eran jóvenes. Junto con mis tíos y primos en el centro de la verbenea de la feria cogíamos una mesa, que le llamábamos un velador y la llenaban de papeles con muchos dulces de feria, merengues y una botella de anís del mono. Los niños no bebíamos ningún licor. pero todos nos poníamos moráos.

¡Cuantos nos deja siempre la feria a todos los turreros.

Así que lo dicho quedáis todos invitados para la feria del próximo año 2.018 del tres al seis de Octubre.










                     

miércoles, 14 de noviembre de 2012

La fiesta de Las Castañas y su tradicción









Quiero aprovechar estas fechas de "Todos Los Santos" para recordar y contaros de esta tradición que tenemos en Turre y su modo de hacerlo.La temporada de la castaña es en otoño y es un alimento muy fuerte e indigesto hay muchas maneras de prepararla yo voy a presentarla torrada que es como mas me gustan; primero se les da un corte a las castañas para que no esploten con el fuego,después se prepara el fuego a ser posible de leña y en una sartén de agujeros, se ponen las castañas a asar a fuego mas bien bajo durante media hora y sin parar de moverlas con una rasera de hierro, una vez ya hechas se prepara una botella de anís el mQono para hacer unas palomas y acompañar a las castañas que así están mas buenas y al mismo tiempo la paloma también ayuda al estomago a digerir las castañas que son bastante indigestas como ya he mencionado anteriormente, ya sabe todo aquel que se sienta turrero lo que es una paloma de anís y como son los resultados que acarrean las castañas. Se reune la familia y amigos para pasar la velada y recordar las vivencias de otros años pasados y la verdad es que lo pasamos muy bien ; la fecha idónea para este acontecimiento es el día de todos los santos recuerdo que en los años de mi mocendad nos reuníamos los amigos a hacer la castañada lo cual que lo pasábamos muy bien jugando a juegos de corro y también hacíamos vailes y es que la alegría que derrama la juventud es muy grande. ¿Y que turrero de mi época no se recuerda de la Ramona cuando se ponía en la plaza a torrar las castañas y también vendía huevos de caramelo y los voceaba "HUEVOS HUEVOSSSS?. Y el día de todos los santos los monaguillos se pasaban todo el día y la noche hasta el día de las Animas en la tarde noche tocando las campanas en son de de difuntos unos quedaban en el campanario y otros tomaban las calles del pueblo pidiendo dinero para comprarse las castañas y torrarlas y quedarse con el vuelto. y es que aquí en Turre  con poco nos montamos una gran fiesta

domingo, 4 de septiembre de 2011

Fiestas y costumbres de mi mocendad



Hoy tenía ganas de volver a encontrarme con mi blog. Pero no sabía qué relataros en esta ocasión y de pronto me han venido estos recuerdos a mi mente, cómo nos divertiamos los jóvenes de Turre en en mi mocendad. Este relato se va a remontar a la década de los sesenta y un poco antes ya que hoy en dia voy camino de los sesenta y siete, yo los llevo con mucho gusto, en la vida todo tiene su compensación, de lo malo trato de recordarlo todo lo menos posible y en los buenos recuerdos me recreo y saboreo.



De más está el decir la vivencia de la juventud de hoy en día a la que vivimos nosotros, ¿creéis que porque lo tenéis todo o casi todo al alcance de la mano disfrutáis más? pues no es así, para poder saborear y valorar las cosas has de tener ganas de ellas, la saciedad no acarrea nada bueno, no me gustaría que pensaseis que estoy sermoneando (solo doy un consejo).



  A mi también me han gustado muchisimo las fiestas, en concreto el baile y de hecho me sigue gustando, porque yo como haya baile sin bailar no me voy a mi casa. Cuando yo era niña con tres o cuatro pesetas a lo mucho pasaba la feria y de moza no con mucho mas, con que ilusión esperábamos la feria de San Frncisco de Asís que es el cuatro de octubre como ya sabemos todos los turreros. Que ilusión me a hecho siempre me sigue haciendo y por lo visto mientras pueda es subir a la ermita a bajar a nuestro querido Patrón y cantarle su himno. En casa de mis padres lo primero era coger la almendra porque mi madre Dolores la molinera la vendía para después comprarnos los vestidos y zapatos para la feria. También ibamos andando a las fiestas de los Gallardos y Mojacar, nos comíamos un dulce o dos, y nos dábamos un hartón de bailar.


Las que no teníamos novio bailábamos nosotras solas y los muchachos se nos acercaban a pedirnos "de partir pareja" ¡que cosas tiene la juventud, qué bien nos lo pasábamos! y de vuelta andando otra vez para Turre, siempre nos acompañaba la madre o alguna vecina de las que íbamos, María el molinico y Rodrigo el del horno nos acompañaban muchas veces siempre con  su burra ya que no habia muchos medios de transporte y además el mas economico y quien tenia que ir siempre andando a todas partes, este animal siempre a sido de usos multiples ya que eran servicio para todo. ¡qué buena gente que eran Rodrigo y Maria!.

Turre siempre ha sido punto de encuentro para la juventud y mayores, recuerdo el Caimán con sus bailes, yo era una niña pero ya me escapaba y me iba. Había cine los jueves, sábados y domingos, se ponía la plaza a reventar de gente porque ni en Mojacar ni los Gallardos había cine y era la única diversión que había por estos alrededores. El medio de comunicación era andado y en bicicleta (que no todos la tenían), por eso nos conocemos la mocendad de esos años aunque fuéramos de pueblos distintos porque como ya he explicado antes aquí teniamos el punto de encuentro para reunirnos. ¡Y de casamientos para que decir! Antes cuando había una boda estaba todo el pueblo invitado. Qué buenos aquellos buñuelos que hacia Silvestra, nos hacíamos un nudo en las  mangas de las chaquetas las llenábamos de buñuelos y nos las llevábamos para comérnoslos después . Con qué ilusión lo hacíamos todo nos sabía a gloria.




 El vestir era exactamente lo mismo, sin comparación de hoy en día, ahora es una saturación y un desgano de  y antes ansias alegrías y agradecimiento  y como hay gustos para todo, ambos estremos puestos en una balanza no se que lado pesaría más.La moraleja de mi relato es darle un mensaje a la juventud de hoy. De que con menos se puede vivir y ser felices y os ruego que seais juiciosos que la calle está muy peligrosa. No canso más con este relato espero que os entretenga y os haga meditar. No terminaría  de  contaros cosas  pero tampoco  quiero hastiaros, dejaré tema para otra ocasión.

miércoles, 3 de agosto de 2011

Las niñas y las abejas

En esta ocasión voy ha relataros un cuento que yo escribí hace un tiempo : en realidad no es un cuento ( es una historia basada en la vida real ) que nos pasó a mi hermana Josefa y a mí .El personaje de Maria es mi hermana Jo
sefa y Elena soy yo . Espero que os guste .






jueves, 7 de julio de 2011

Turre y otra de sus costumbres (La huerta)

Turre siempre ha sido un pueblo agrícola, tenía una huerta maravillosa (parecía un oasis) ahora está menos frondosa debido a los cambios climatológicos .
Turre está situado entre el pie de Sierra Cabrera y el Río de Aguas.
Yo recuerdo haber conocido el río siempre con bastante corriente de agua tanto en verano como en invierno , de hecho cuando en verano mi familia y yo ibamos al "Molino Nuevo" finca donde vivían mis abuelos paternos que está a la otra orilla del río , teníamos que cruzarlo saltando por unas pasaeras de piedras para no mojarnos y esta agua ya encauzada por el cañón de la pará que es donde nos bañabamos y se aprovechaba también para regar la huerta donde se cosechaba de todo. De la agricultura viviamos las familias de Turre y pobre del que no tuviera un bancalico en la huerta porque lo pasaba peor ya que tiempos pasados fueron dificiles , pero todo lo que se hacía nos sabía a gloria.
En el verano mucha gente se montaban su chalet en su bancal y el chalet eran las chozas que se hacian de cañas y palos y así poder cuidar de sus cosechas .Recuerdo que cuando se espanochaba el panizo y despues para el espelfollo se invitaban a las mozas y amistades y todos acudían con alegría para ayudar ya que esto era como una fiesta y la solidaridad era muy grande, se solía jugar a juegos de corro como "al anillo mi dedo" , al escondite pañuelo y otros tantos muchos que había, también se llamaba al tío Antón y a su hijo Santiago para que tocaran la guitarra y hasta bailes se hacían y después como todo fin de fiesta se celebraba con comida, se partían unas sandías buenísimas que se criaban aquí en la huerta y es que esta campiña daba de todo: frutas y hortalizas de todas clases.
Me olvidaba contaros que con la pelfolla que se le quitaba al panizo , se limpiaba y se usaba para relleno de los colchones y cuando estaban recién hechos y al acostarse , hacian un ruido de no te menees y sobre esto si que tendria muchisimas anécdotas que contaros , pero no me quiero alargar más este relato . Hasta otro día en el que os vuelva a explicar otra de nuestras costumbres.

martes, 14 de junio de 2011

los baños de mi niñez


Hoy voy hacer un relato sobre como nos pasabamos los niños y mayores los veranos en Turre.

La piscina municipal que teniamos era el cañón de la pará, que guay lo bién que no lo pasabamos, las niñas y mujeres el bañador que usabamos eran unas sayas, esta es una prenda de tela de algodón que también se usaba para ponerla debajo de los vestidos, asi que imaginaros el espectaculo que se montaba cuando entrabamos al agua y los bañadores cogian aire se ponian que parecian paracaidas y nosotros lo pasabamos genial. También teniamos la berquillica en la cual ademas de bañarnos ibamos ha apurar la ropa y también cuando las muchachas se iban ha casar las madres hiban ha lavarle la lana de oveja para llenarle el colchón para la ajuar de la novia .

En Turre tenemos muchas pequeñas historias que para nosotros tienen un valor y un recuerdo muy grande, en otro momento ya os contaré otra . La foto que agrego es una pintura que he hecho yo del cañón de la berquillica que yo recuerdo ya que ahora está cambiado le quitaron los embalses los entubaron, mi opinión es que fué una pena el enterrar nuestas vivencias
, es com arancarnos de nuestras raices esta ha sido una de esas cosas que se haden sin pensarlo mucho por no decir nada